LA EDUCACIÓN EN EL MUSEO

Uruguay, Montevideo, Ciudad Vieja, “pasado latente que no descansa y presente en ebullición”, espacio que conserva la esencia de nuestro patrimonio.
Recorriendo desde la puerta de la Ciudadela la multifacética peatonal Sarandí, casi llegando al mar, en un rinconcito de la calle Maciel se encuentra el Colegio Bilingüe Ciudad Vieja.

El fantasma de la vieja muralla colonial que cobija múltiples expresiones de nuestra cultura se ve sorprendido por la presencia fresca de nuestros niños, niñas y jóvenes. Su juego bullicioso diluye las distancias entre los propósitos de la educación formal y no formal, multiplicando los espacios alternativos de aprendizaje fuera de los muros institucionales.
Nuestro Colegio fundamenta estas propuestas pedagógicas, respondiendo a un modelo de escuela, que hemos dado en llamar “Escuelas V.I.D.I”.
      
       Vida                               Virtualidad
       Identidad                       Imaginación
       Diversidad                    Derechos
       Investigación                Innovación

Con este modelo innovador, debemos transitar hacia la ruptura de ciertas estructuras y paradigmas. Adherimos a la definición de Assaet y Guzmán 1994, compiladores, como “una transformación de los elementos centrales que conforman la cultura escolar”. Es decir, se deben de modificar las concepciones del sujeto y del saber, de la enseñanza y del aprendizaje y de la relación de los sujetos entre sí y con el conocimiento.

 El Colegio “Ciudad Vieja” desarrolla actualmente dicho modelo, sobre 3 ejes de trabajo: 

A) “Educación y Museos”.

B) “Internet en el aula” proyectándose al diseño de una escuela virtual.

C) “Protocolo de convivencia” favoreciendo el desarrollo de mentes respetuosas y éticas en la línea de Howard Gardner, promoviendo la construcción de ciudadanía responsable como fundamento a todo proyecto de trabajo.

En este artículo en especial, nos centramos en el punto “A” focalizando la innovación en modificar los modelos relacionales entre la educación formal y no formal, disminuyendo su dicotomía, en el entendido que no debemos circunscribir el conocimiento a un único escenario ni a una única modalidad.

Tanto la escuela como el museo, contienen elementos comunes en sus misiones,  así como el cometido de “acrecentar el capital cultural de los sujetos que concurren” (Sanjurjo y Vera, 2003).

Por lo tanto, el Proyecto “Jugando con el Patrimonio” tiene como base el dispositivo de Aula Expandida extra Muros (A.E.M.), donde los alumnos y alumnas encuentran a través del juego y los distintos roles que asumen en él, el goce por la construcción de aprendizajes y la apropiación y transmisión del patrimonio cultural tangible e intangible, material e inmaterial.

¿Qué es Jugando con el Patrimonio?

Este proyecto que desarrollamos conjuntamente con la empresa Arquikits y el apoyo  de la Junta Departamental de Montevideo, tiene como meta la construcción en Montevideo del Museo de Patrimonio en Miniatura, realizado enteramente con maquetas a escala de los edificios que constituyen el patrimonio arquitectónico y cultural nacional.
Lo más novedoso en esta iniciativa es la participación directa de niñas, niños y adolescentes en la construcción de dicho museo.
Resulta ser un proyecto más, de los que lleva adelante la Institución, que promueve la  participación ciudadana y el rescate de nuestra identidad.

¿Qué logramos en el proceso?

  • Integración de los alumnos de la escuela pública de la zona No 65 Portugal a dicho proyecto.
  • Adquisición de conocimientos múltiples (geografía, geometría, cálculo, lenguaje, historia, matemática, ciencias sociales).
  • Promoción de valores que consolidan una convivencia ciudadana armónica.  
  • Optimización de herramientas como la informática y el bilingüismo.
  • Transversalización del proyecto a todos los niveles educativos, desde Inicial hasta Secundaria.
  • Conocimiento profundo de la Ciudad Vieja.
  • Plasmar en objetos tangibles todo el proceso de trabajo (maquetas, cartelería, audiovisual, exposición).
  • Difusión de la experiencia a otros actores de centros educativos, culturales, sociales, turísticos, etc.

Este proceso permite a los alumnos y alumnas que egresan del ciclo escolar, obtener una titulación intermedia como “Promotor Cultural Junior”.

¿Qué pasos dimos?

  • Trabajo en el aula con maestras y equipo interdisciplinario de todos los niveles educativos, asociando el proyecto a las diferentes áreas del conocimiento.
  • Trabajo en taller con profesionales de Arquikits a cargo de la arquitecta Rosario Fosatti, con el objetivo de construir la maqueta del edificio de la Junta Departamental de Montevideo.
  • Salidas curriculares, recorridas por la Ciudad Vieja y visitas al edificio de la Junta Departamental de Montevideo.
  • Redacción de una revista “Jugando con el Patrimonio” por parte de los alumnos de 6to de primaria, que documenta las distintas actividades relacionadas al proyecto para su difusión en la comunidad.
  • Realización de una exposición en las salas de la Junta Departamental de Montevideo, incluyendo la maqueta principal finalizada.
  • Exposición itinerante por diferentes centros culturales.
  • Elaboración de un documental plasmando todo el proceso de trabajo y la concreción de un sueño. 

Soñamos  e  imaginamos…

  • Imaginamos una ciudad en miniatura.
  • Imaginamos a los niños y jóvenes reconstruyendo la historia a través de los muros de nuestra ciudad.
  • Imaginamos ciudadanos comprometidos y conocedores de su responsabilidad social.
  • Imaginamos que a través de la participación y el trabajo lograremos una generación de uruguayos que crean en sus posibilidades.
  • Imaginamos a las familias y las instituciones trabajando juntas por estos sueños.
 
Ahora no imaginamos más. Aquí y ahora este proyecto se ha hecho realidad.
 

-Volver Arriba-

-Indice Segunda Edición-